El temor al coronavirus obliga a la organización a cancelar el Mobile
Español Valencià Català Gallego Euskera English
Noticias de deportes, sociedad, economia, cultura, ciencia y tecnologia en <strong>L'Alcudia</strong> L'Alcudia

El temor al coronavirus obliga a la organización a cancelar el Mobile

El temor al coronavirus obliga a la organización a cancelar el Mobile jueves, 13 de febrero de 2020

La oleada de deserciones llevan al GSMA a suspender el evento en Barcelona, pese a que el Gobierno insiste en que no hay riesgo

Era de esperar después de la ola de cancelaciones de empresas internacionales desde hace días. Finalmente, la organización del Mobile World Congress (MWC), la empresa británica GSMA, ha decidido este miércoles tras una reunión de urgencia la suspensión del evento tecnológico que se celebraba en menos de dos semanas en Barcelona por «la preocupación global respecto al brote de coronavirus». Así lo explicó el consejero delegado de la GSMA, John Hoffman, que en un comunicado sostiene que esta situación «hace imposible» la celebración del evento.

El CEO indicó, además, que la organización y las administraciones implicadas continuarán trabajando «al unísono» y apoyándose las unas a las otras para la edición 2021 del Mobile y las siguientes. Es decir, descartan totalmente la idea que se barajaba de aplazar la feria a finales de junio, incluso haciéndola coincidir con el Mobile World Congress de Shánghai.

Ese apoyo mutuo se reflejará este jueves en la rueda de prensa conjunta que han convocado a las 10.30 horas en el recinto de Montjuic de la Fira de Barcelona, uno de los lugares donde se iba a celebrar el MWC de este año. En la comparecencia estará representado el Estado a través de la Delegación del Gobierno, la Generalitat, los Ayuntamiento de Barcelona y L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), además de la GSMA y de Fira de Barcelona.

Fuentes del sector aseguran que Telefónica ha inclinado la balanza a favor de la cancelación. En un comunicado, la operadora asegura que «entiende» la decisión de la organización por la situación generada por la epidemia. Además, destacan su apoyo presente y futuro a Barcelona como «ciudad anfitriona del MWC», dejando de lado las discusiones políticas sobre la idoneidad de la ciudad elegida.

A día de hoy era complicado dar con alguien que considerara una buena decisión mantener la celebración de este evento que sitúa a Barcelona como referencia a nivel global. Y no solo por el temor al coronavirus, sino porque tras las deserciones de los últimos días las empresas exhibidoras y la propia organización eran conscientes de que el foco informativo hubiera estado en si había un riesgo real de contagio entre los asistentes más que en las novedades tecnológicas que se presentaran. Algo que difícilmente compensa los altos costes de asistencia por los precios de las habitaciones de hotel, el metro cuadrado de los stands en la Fira o el transporte.

Orange y Vodafone, claves
La gota que ha colmado el vaso han sido las cancelaciones de este miércoles. Entre ellas destacaban pesos pesados como las teleoperadoras Orange, Vodafone, Deutsche Telekom o British Telecom (BT). A ellas se unieron el gigante japonés del comercio electrónico Rakuten o la firma finlandesa Nokia. El abandono de esta última tras la renuncia de Ericsson, dejaba a Huawei como única firma de redes de telecomunicaciones, en un congreso en el que el 5G repetía como uno de los grandes protagonistas. Mientras tanto, el 'no' de las grandes operadoras de telefonía –a excepción de Telefónica– suponía la pérdida de compañías importantísimas para la feria, no solo por cuestiones estratégicas sino por el tamaño de sus instalaciones.

Casi la mitad de las bajas provenían de EE UU, el país que lleva más asistentes al congreso después de España. Ahora está por ver qué coste tendrá para estas empresas decir adiós a la feria de tecnología móvil y quién cubre esos gastos.

En lugar de cancelar, había una solución intermedia: aplazar el evento. Una vía mucho más rentable para la organización y las empresas. El problema era buscar una fecha alternativa porque el recinto de Fira Gran Vía tiene un calendario muy apretado en los próximos meses, con ferias muy grandes que, aparte de su celebración, suponen semanas previas y posteriores de montaje de los expositores.

El 5 de febrero LG fue quien dio el pistoletazo de salida. La surcoreana sorprendía con un comunicado en el que afirmaba que no asistiría a la feria de Barcelona por el riesgo de infección del coronavirus para sus empleados y colaboradores. A ella le han seguido casi treinta más, desde pequeñas como la española Telnet hasta gigantes del sector de las telecomunicaciones como Intel, Sony, Orange o Facebook.

las provincias

Colaboran:Ayuntamiento de AlziraAyuntamiento CarcaixentAyuntamiento AlgemesiGeneralitat Valenciana
PORTALES DE LA RED PORTALDETUCIUDAD.com
Condiciones de uso - Política de privacidad - Política de cookies